miércoles, 22 de septiembre de 2010

Bella ist Stark

Conocí a Bella un día de Abril de año impar en mi segundo año en Buenos Aires.
La vi y ella no me vio, pero en realidad si que me había visto. Se sentó a mi lado y se presentó, inmediatamente fue como haber encontrado a una vieja amiga, me dijo que estudiaba matemáticas, y la admiré porque era una chica de Letras por todo lo alto, pero sabía más cosas de las que yo podía siquiera aspirar a conocer.
No recuerdo la primera canción que la oí cantar, pero si recuerdo la sensación que produjo en mi Ser recibir aquel regalo: Una explosión de colores, una calma caótica, un susurro estridente, una paz angustiante ... ella era lo más complejo que existe manifestándose de la manera más simple: cantando! y vaya que si canta!!! y yo estuve cerca para ver lo lejos que ha llegado con esa maravillosa voz... una voz sincera, limpia, terriblemente hermosa como todo lo que la conforma.

La verdad es que le costó muchísimo llegar al lugar en el cual está ahora, y yo tengo la suerte inmensa de ser su amiga, de haber compartido escenario con ella infinitas veces en países tan lejanos, en lugares emblemáticos y en lugares que ahora serían impensados.... Tengo la inmensa suerte de decir aún ahora, casi 20 años después del primer encuentro, que somos amigas, que nos sigue uniendo la misma intención de salvar el mundo y que lo seguimos intentando juntas... cada una a nuestro estilo.

Hemos cantado caminando por Cabildo en mi etapa en Buenos Aires, hemos caminado interminables cuadras y compartido tardes sin final en base a alguna pregunta que en su forma era simple y en su contenido mucho más que compleja. Seguimos compartiendo la adicción al café y al chocolate, seguimos riéndonos de las mismas cosas y amando muchas otras... para algunas cosas el tiempo no pasa, simplemente transcurre para afianzar condiciones imbricadas en nosotros: Ayer, Hoy, Mañana es Ahora!

Cuando pasó por un momento difícil, justo antes de empezar su definitiva ascensión al estrellato se refugió en mi abrazo. Me hubiera gustado cobijarla por más tiempo, pero ella es la personificación de la afamada frase de nuestro querido tío adoptado: Was mich nicht umbringt , macht mich stÄrker... Una musa a veces necesita que le hagan saber su condición para empezar a inspirar y crear magia a su alrededor.
Cuando pasó una temporada en Barcelona, en busca de su propio encuentro , la distancia no fue tan dura sabiendo que estaría mejor... Ergo, aunque hemos vagado por el mundo en busca de la melodía perfecta y la paz mundial siempre hemos encontrado la manera para no dejar de estar juntas... Hermosa sin remordimiento, es más fuerte que un silencio de negra, más intensa que un Am y más de Letras que cualquiera de nosotros.

El mes próximo nos veremos otra vez, han pasado ocho meses desde nuestro último encuentro en París cuando fui a visitarla por dos semanas y acompañarla a recibir otro Grammy para su colección. Después de la pre producción de su próximo álbum que saldrá a la venta el próximo Septiembre (porque se volvió una cábala lanzar las producciones siempre en Autumn in Paris ) nos encontraremos en Nueva York para compartir un café y un par de semanas entre amigas.

Probablemente nos reiremos de las veces que pasamos juntas soñando tener un poco de lo que Janis Joplin tenía, soñando con que nos suceda lo que a Ella y encontrar a nuestro Louis Armstrong, soñando guitarras y cantando ilusiones... Todo eso ella lo consiguió y llegó más lejos aún... porque lo merece y porque así estaba escrito en las estrellas, Bella ist Stark y el camino que recorrió sólo ella sería capaz de andarlo otra vez.
Yo espero con ansias el próximo abrazo, que sé que será igual de intenso como todos los anteriores.

São Paulo, Marzo de 2028

No hay comentarios:

Publicar un comentario