martes, 9 de febrero de 2010

Grita!

Es un buen día para el Blues... si quieres yo te explico en qué consiste el misterio: no hay cielo , mar ni tierra = La vida es un sueño!
Si! ya sé que esa no es la letra del blues de Ruth Brown... pero bueno, vale el paréntesis! tal vez no vale, pero lo incluyo igual...
Lo que hace falta es cruzar puentes para que "eso" no se vaya a la deriva, y claro hombre! seguir con el Blues que no hay nada mejor para estos sofocantes fines de semana lluviosos con un calor para morir en Buenos Aires, la ciudad que con su cielo Azul Blues-Insoportable enceguece sueños y estrellas y que confunde el invierno y el verano en el mismo día de enero sin nubes y con exceso de asfalto incandescente.

Una voz que llegue terriblemente a lo más profundo de eso que llamamos alma, que toque la fibra más sensitiva de eso que llamamos corazón, y que despedace sin remedios todas las conexiones eternas de eso que llamamos memoria. Un Blues, un Blues para sufrir lo que no tenemos y añorar lo que estamos por conseguir. Un Blues de colores mágicos y con manos tibias... un blues infinito y contundente... Un blues para ver que los puentes pueden cruzarse, aunque parezca ser que son gigantes y sin final, un blues para el alma azul de la guitarra silente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario