miércoles, 5 de agosto de 2009

Hojita verde


Desde el día viernes tengo una hojita verde prendida de mi dedo anular de la mano derecha, pienso no quitármela nunca porque me encanta y porque es verde como yo la mayor parte del tiempo!
Es un lindo anillo de plata regalo de mi madre, regalito que vino dentro de una hermosa bolsita que emula un telar antiguo, con mil colores y mil recuerdos, este lindo anillo tiene en el tope una hoja de coca, frágil, verde totalmente linda, hasta casi enorme, naturalmente estilizada con las lineas de su magnitud imperial.
Es totalmente inofensiva la hojita. Incluso es casi tan bella como en estado natural, pero me han acusado de pastrula, cocalera, y una serie de adjetivos extraños que sigo sin comprender.

Tengo también una cajita de mate de coca, que hace más de un año no tomaba, y la confusión por mi afición a esa infusión, sigue causando debate.

Hay ahora en la oficina un ligero combate entre el mate y mi inofensivo pero súper power mate de coca... he ganado algunos adeptos, aunque la verdad es que trato de no compartirlo mucho porque no sé hasta cuando tendré que esperar para tener otra cajita como esta...

El ser y el deber ser, el imaginario colectivo y los mitos urbanos... sería la pregunta "qué sería de la hoja sin el hombre??" porque en sí misma es sólo una hoja.
Nosotros deberíamos ser la hoja, sin el hombre... obvio!

No hay comentarios:

Publicar un comentario