miércoles, 1 de abril de 2009

...a media asta...


Se fue Raúl. Oficialmente estoy de luto.

La cantidad de gente que se aglomeró a despedir a Raúl, no es casualidad, ya que muchos hemos sido tocados por él de alguna u otra manera.
Anoche no me enteré, porque estaba en clase de canto, pero había algo raro en el ambiente cuando pasé por Santa Fé... Y hoy la fila interminable de autos que impedían el flujo normal en la panamericana, era muestra de eso... y luego la triste imagen de la bandera a media asta... es que es triste, aunque lo que heredó al pueblo argentino, y a todos nosotros latinoamericanos trasciende todo lo establecido.

Para empezar que alguien derrote al peronismo argentino es una figura admirable, más allá de la inflación y de Menem, lo que hizo en relación a Derechos Humanos, y sobretodo a la estabilidad de la Democracia, es suficiente para recordarlo como el personaje sobresaliente que es en la región, no fue acusado de corrupción (que se sepa) y mantuvo hasta el final la linea de pensamiento con la que empezó... digánme si no es admirable eso!

La política es construcción.
Tengo la edad de la democracia argentina, tengo ganas de que la multitud que acompañó a Raúl Alfonsín tenga claro lo mejor que nos legó: la Democracia hay que cuidarla, construir la República cada día, con herramientas perfeccionadas entre todos. Y más aún, quiero vivir siempre en Democracia, porque quiero pensar, al igual que Quino y Mafalda, que todo lo que nos enseñan en la escuela puede ser verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario