lunes, 23 de marzo de 2009

De América su descubrimiento

Eramos cuatro conquistadores, cada uno con un parche en el ojo, un lorito al hombro, o una pata de palo, en alguno de los casos todos los accesorios mencionados en uno. Diferentes procedencias: dos de Las Heras, uno de San Juan, y yo la gitanísima que quién sabe de dónde y hacia dónde va... en fin, cuando hay lugares por conquistar, la cuna es lo de menos.
No recuerdo a quién se le ocurrió la idea "vamos a América??" la respuesta fue unánime, aunque nadie sabía la ruta, la cual tuvimos que improvisarla sobre la marcha; nadie sabía lo que iríamos a encontrar, la sorpresa era la única certeza; nadie tenía idea si volvería con vida, total! había mucho más por ganar que cosas que perder.
América es una jungla con apariencia de jardín de infantes, los pollitos no son pollitos, ni hablemos de los gatos... los corsarios que emprendieron esta aventura, están sanos y salvos en casa sólo por permanecer juntos y no dejarse llevar por los besos de Baco (no hablemos de los demás dioses que viven en América!!)la unión hace la fuerza.
Una filósofa vestida de negro, los rulos atrapados en una cola de caballo y las gafas bien puestas, tiene levante en América... aunque no parezca probable. Es que la pinta es lo de menos! y entre danza y danza de lo único que hay que tener certeza es de la opción que uno tiene, por muy conquistador-gitano-sabio que uno sea, hay que tener todo claro para pasarla bien en un "boliche" como este...
Dejemos a parte las apariencias, la gente quiere pasarla bien, en América no va a encontrar otra cosa que no sea diversión de la buena, para los que no son gays tener en cuenta la frase mágica que deja "todo bien": Soy Paqui, nadie se va a ofender, ni nada por el estilo. Ahora, si el tema es conseguir levante siendo Paqui es un poco muy ultra archi complicado, pero si la cosa es divertirse a full no hay mejor lugar, y nosotros conquistadores experimentados, terminamos siendo conquistados por América, por la diversión, la música, y la risa interminable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario